LOADING

Follow me

Suegras infernales
marzo 14, 2017|ArtículoDesarrollo HumanoLibros

Suegras infernales

Suegras infernales

El infierno no consiste en diablos y llamas , sino en la ausencia de amor y
la incapacidad para gozar de él.
Anónimo


Imagina a varias suegras reunidas tomando café en el infierno, disfrutando de la presencia de Lucifer, con cola, cuernos y trinche. ¡Yo no logro evitar reír un poco! esta parece una escena de caricatura y ciertamente lo es, pero, solo en apariencia porque esta figura tan ancestral como controvertida: “la suegra”, en realidad, sí puede desatar toda una ola de terror porque el vínculo madre-nuera-hijo es una relación triangular cuyos ingredientes básicos son los celos y la rivalidad.


Hay suegras que se olvidan que algún día fueron nueras.

 Por añadidura, culturalmente la suegra posee la peor fama en las historias familiares, los libros y las películas. Para comprobarlo basta con recordar algunos chistes:
¿Cómo se dice suegra en chino
Lin Chen La

¿Cuál es la diferencia entre un terrorista y una suegra?
Con el terrorista se puede negociar.


¿Siempre es así? De ninguna manera, hay mujeres que sí saben cobijar y aceptar a nuevos miembros en la familia. Desgraciadamente también hay quienes no saben cómo hacerlo y utilizan todos sus tentáculos para excluir , abierta o veladamente, a la nuera o el yerno. ¿Cómo lo logran? Poniendo en marcha toda una serie de conductas que lastiman y vaya que cuando se trata de hacerlo logran generar una dramática telenovela ¡en la vida real!


¿Somos malvadas?
No hay fuerza humana capaz de crear personas perfectas, simplemente no existen. Muchos son los intentos que hacemos por negar nuestra imperfección, y el abismo entre nuestra luz y sombra subsiste a pesar del gran esfuerzo que hacemos por ocultarlo. Entre más neguemos o reprimamos lo que consideramos «malo», aparecerá con mayor fuerza y se volcará sobre la persona inadecuada.
Desde esta visión no somos ni diabólicas ni infernales. Simplemente somos humanas.


Arquetipos de madres y de suegras…


La Pulpo

Posee tentáculos para poder vigilar y cuidar a su retoño de todos los peligros que existen o pudieran existir. Cuando este se enamora toma el papel de pulpo sufrido pero no podrá retenerlo.



La Víctima
Mujer abnegada, dependiente y propensa a vivir enferma para obtener así la ayuda o el «amor» que necesita. Busca obtener atención a través de la manipulación: por el camino del sufrimiento. Vive frustrada y, por ello, puede llegar a maltratar a su nuera y a su hijo como resultado de su enojo y resentimiento.



La Fashionista
Es la suegra más cool y divertida, solo en apariencia. Para ella su hijo es un adorno. Su nuera tendrá que ser adecuada, no por sus valores ni por su intelecto, sino por su empaque y sus credenciales sociales. Es decir, debe ser un buen aderezo para su familia y, si no lo es, será rechazada.



La Reina

Se apoya en el rango y en el poder. Tiene la jerarquía más alta de la familia, es generosa pero no porque le importe el bienestar de los demás, sino porque «dar» le brinda poder. Impone su rango día a día como si fuera una deidad. Realmente no le importan mucho los demás, ella se siente el centro de atracción y le gusta ser vista.



La  Jirafa
No es considerada la mejor madre de la naturaleza. Brinda a sus hijos suficiente cuidado los primeros años de vida ¡solo suficiente! Vive centrada en su aficiones e intereses. Su gran cuello pone distancia afectiva entre su cabeza y su corazón, desde ahí mira a toda la familia.



La Leona
Muchas veces habrás escuchado la frase: «Defendió a sus hijos como una leona». Me imagino que esto proviene de que la leona, en el reino animal, es la madre fuerte, vigilante y con gran instinto protector por excelencia. Brinda cuidado, protección y alimento a sus hijos y es la encargada de traer dicho alimento a su familia; el león no caza, descansa. ¡Claro! Es el rey de la selva. Así, esta madre es la proveedora oficial de la casa, siendo por añadidura una madre «ideal».
Para la nuera será muy difícil cubrir sus expectativas y estar a su altura. Si llegara a lastimar a su leoncito ¡mejor que corra antes de ser devorada por ella!



La Cebra
Quien haya visto una cebra podrá pensar que es adorable. Lo es. Tiene la característica de ser un ser vivo que se reproduce teniendo hermosas crías a las que cuida con dedicación. Solo que no sabe hacer otra cosa además de eso y yo creo en la actualidad es muy importante saber integrar la inteligencia y la fuerza al amor. Ella no lo logra, por esa razón puede ser una suegra que sufra abuso por parte de su nuera y de su hijo. Habrás visto suegras que casi trabajan como esclavas de sus nueras. Es una situación muy triste, es abuso.



La Bruja sabia
No pierde sus atributos de mujer aunque posee un sabio instinto maternal. Sabe suministrar alimento físico, psicológico, emocional y espiritual a sus hijos y posee la habilidad de seguir siendo pareja además de cobijar a los nuevos integrantes de la familia. Acepta los rasgos positivos y negativos de su nuera. Se equivoca, pero reconoce sus errores y aprende de ellos. Aunque la separación cuando un hijo se casa le duele, sabe afrontarla.
Esta sabiduría hay que buscarla dentro de nosotras, es un recurso poderoso para hacer ciertos cambios y detener la «película» que se ha ido generando si caímos en la trampa de comportarnos como una suegra infernal.


¡Evita las deudas emocionales!
La más común es transmitir a nuestro hijo que hemos dado todo lo que somos y toda nuestra vida por él, sacrificando lo que deseamos para nosotras por su bienestar. Le cargamos la piedra de tener que compensarnos por nuestro sacrificio y a la nuera no le perdonamos que se lo lleve y lo aleje de nosotras.
Destruir a tu nuera te destruye a ti misma ¿No lo crees?
El único camino, pues no veo otro, consiste en aprender a usar el poder del amor y la conciencia personal.


Los demás no tienen por qué estar tan comprometidos con nuestra felicidad, esta es un compromiso propio. Hay muchas personas que pareciera que están aquí para hacernos miserables, te invito a cambiar tu pensamiento y no pensar que tú vas a arreglar a los demás para que cambien, te den lo que tú necesitas y te hagan feliz. Solo puedes hacer elecciones sobre ti misma, comunicarte con límites claros y saber que hay pocas cosas que son tan ciertas como que la única persona con la que vas a convivir toda tu vida es contigo misma.

Si te interesa el tema ¡lee mi libro Brujas sabias, Suegras felices!, encuentra en librerías Gandhi la versión digital así como la versión impresa.

O bien da clic aquí para ingresar a Gandhi en línea y ver la colección completa.

Ana Goffin
Maestra en Salud Mental
Contacto: anagoffins@yahoo.com

No comments
Share

Web Master

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *